domingo, 5 de febrero de 2017

DIY: Macetas (100% reciclaje)



     Buenas buenas, como están? Hoy volvemos con un DIY y como tal, tiene que ser un verdadero “do it yourself”: super fácil, útil y a puro reciclaje.

     Vamos a reutilizar nuestras latas (de duraznos, arvejas, choclo e incluso latas de pintura). En este caso, yo decidí transformarlas en “macetas” sin embargo pueden darle muchísimas otras utilidades. Pueden crear lapiceros, organizadores, lámparas, etc.
      Para crear estas bellas macetas necesitaremos:
 *Latas
*Pintura
*Pinceles
*Marcador negro indeleble
*Opcional: barniz





    Como primer paso decidí pintar todas las latas de blanco, esta base nos permitirá que todos los colores se asienten mejor y así, no desperdiciar pintura. Además, nos aseguramos una primera capa firme y segura para comenzar a pintar.


      Luego, es hora de usar la imaginación. Hay miles de alternativas. Una opción es agarrar un lápiz y comenzar a dibujar para luego pintar. Sin embargo, yo decidí agarrar los pinceles e improvisar con los distintos colores sin seguir ningún patrón previo.
      Para no hacer desastres, una buena opción es pintar líneas de distintos colores, sin usar reglas ni centímetros, improvisando pinceladas anchas y gruesas.
      Una vez que tenemos todos los colores sobre nuestras latas, podemos comenzar con los detalles. Para esto, yo utilicé un marcador indeleble negro con el cual hice todos los “dibujos”. Como se puede ver en las imágenes, son simplemente líneas y mas líneas formando algunos triángulos, círculos, curvas, etc. ¡Lo que salga en el momento!

                 

       Lo último y completamente opcional es el barniz. Sin embargo, yo creo que nunca está demás, pues es la última capa fundamental para proteger todo tu trabajo y obtener una pintura resistente a la lluvia y al sol (vida útil eterna). También es cierto que este último paso dependerá de la utilidad que puedas darle a tu maceta ¿para exterior o interior?


     El barniz que utilice es súper liviano, pues no es para madera sino para fibrofácil por eso se consigue en las “casas de artística” o cualquier librería. No es necesario diluirlo en agua, se aplica directamente sobre el material. Viene “brilloso”, “satinado” o “matte”, podes elegirlo de acuerdo al acabado que quieras darle a tu maceta.



      Otro paso muy importante es agujerear tus latas; debemos realizar estos hoyos de drenaje para que realmente se cumpla la función de “maceta”. De esta forma, ya podrás plantar la planta que desees.
     (Claramente para poder realizar esto pedí ayuda a mi hermano quien con una agujereadora lo hizo en muy pocos minutos. Sin embargo, también podes realizar hoyitos de manera mucho mas casera)


      Y este es el resultado final ¡Ojala les guste y lo puedan poner en práctica! Nada mejor que reciclar y obtener algo lindo, útil y económico!  


7 comentarios:

  1. Que bonito han quedado!!! un saludo!!!
    👌👌👌💚💚💚

    ResponderEliminar
  2. Son preciosas y llenas de color!!besos

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por pasarte por mi blog!!! saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Nayla! Qué lindas que te quedaron ♥ me encantan tus DIY :)

    Un beso ~

    ResponderEliminar
  5. que genia, te quedo divino! tengo varias de esas latas de leche de los nenes! voy a probar! besote

    ResponderEliminar
  6. Me fascinan! No pueden tener más onda! Yo uso muchas macetas de latas en el balcón pero nunca se me ocurrió decorarlas así

    Buena semana hermosa!

    ResponderEliminar
  7. Buena idea para reciclar las latas :)

    Saludos c:

    ResponderEliminar